Madre soltera por sorpresa Lorena Maternidades.es
Historias de madres

“Los hombres huyen de las madres solteras porque creen que buscamos un padre para nuestros hijos”

Embarazada a los 25 años, sin pareja y a más de 1.000 kilómetros de su familia: así se encontró de la noche a la mañana Lorena, autora del blog ‘Madre soltera por sorpresa’. Su historia y su lucha es la de las miles de madres solteras (en España una de cada diez familias es monoparental) que cada día luchan por sacar adelante no sólo a sus hijos, sino su propia vida personal y profesional. Las barreras para encontrar el amor o un trabajo que permita conciliar y llegar a fin de mes son sólo dos de los grandes retos a los que se enfrentan superheroínas como Lorena cada día.

Lorena Santamaría (Vitoria, 1990) soñaba con ser madre desde bien pequeña. “Ya adentrada en la adolescencia tenía claro que, si llegados los 30 años no estaba en pareja, tendría hijos sola”, recuerda. Aun así, confiesa que esperaba poder seguir el “guión tradicional: chica conoce a chico, se casan, tienen hijos, y todo ese esquema que tan interiorizado tenemos”.

 

“Quedarme embarazada fue un shock. Soñaba con ser madre joven, pero no fue planeado”

 

Pero su vida nunca había sido tradicional. Trotamundos convencida, vivía sola en Holanda cuando, al cumplir 25 años, Lorena vivió la “crisis del cuarto de siglo”. ¿Los motivos? “No veía cerca ni una estabilidad laboral, ni la posibilidad de convertirme en madre pronto”. No sospechaba el giro que daría su vida justo un mes después. Se quedó embarazada. “Fue un shock porque no fue planeado”. El padre de su bebé soñaba, como ella, con tener hijos joven, pero no en esa situación -la familia del chico ni siquiera sabía de su relación con Lorena- y el miedo a la presión de su entorno le llevó a romper.

Lorena supo entonces que viviría el resto del embarazo en solitario, pero en ningún momento se planteó interrumpirlo. “Sorprendentemente lo viví todo con mucha paz -recuerda-. En ese momento tenía una estabilidad económica y mi carrera estaba subiendo como la espuma, y en ningún momento dudé de seguir adelante. Lo más estresante fueron los momentos anteriores a la decisión definitiva del padre de mi hijo”.

Lorena madre soltera por sorpresa maternidades.es embarazo
Lorena vivió su embarazo en solitario en Holanda y no regresó a España hasta el octavo mes de embarazo

 

Lorena comunicó la noticia a su madre -la futura abuela- desde Holanda por Skype. Su entorno se quedó perplejo: ¡ni siquiera sabían que Lorena tuviera novio! “Me daba más miedo contarle a mi familia que el padre de mi hijo no quería seguir adelante, que el hecho de que estaba embarazada. Pero lo vivieron con naturalidad, y la mayoría de la gente me apoyó en mi decisión”, recuerda agradecida.

 

“Viví el embarazo sin padre y muy lejos de mi familia, pero nunca me sentí sola: Siempre había alguien en mi entorno dispuesto a acompañarme al médico”

 

Y así fue como Lorena vivió su embarazo sin padre y a muchos kilómetros de su familia, pero no sola. “Compartía piso con 3 chicas holandesas magníficas y la gente que me rodeaba, sobre todo compañeras de trabajo y mi jefa y su marido, se convirtieron en mi familia. Siempre había alguien dispuesto a acompañarme al médico. Viví el embarazo hasta el octavo mes en Holanda y justo volé a España en la última semana en la que se me permitía volar embarazada. Me hubiera gustado quedarme a parir y vivir en Holanda, pero tras 6 años en el extranjero, y dado que justo mi contrato terminaba a la vez que mi hijo nacía, era momento de volver a casa”. A día de hoy, Lorena aún no descarta trasladarse con su hijo a Holanda, donde sigue visitando cada año a la que considera su “segunda familia”.

 

«Siendo madre soltera es difícil tener tiempo para conocer gente y rehacer tu vida sentimental»

 

Ahora Lorena vive con su pequeño en España y explica su experiencia en un blog, ‘Madre soltera por sorpresa’. Ha intentado rehacer su vida sentimental, de momento sin éxito. “He vivido con un chico unos meses pero me di cuenta de que él no estaba preparado para asumir la responsabilidad de la paternidad”, reconoce.

Además, el día a día de una madre soltera no es el más compatible con la búsqueda del amor. “Como madre soltera, la mayor dificultad para rehacer tu vida sentimental es la falta de tiempo para poder quedar con gente -reconoce-. Para que una relación o una potencial relación se desarrolle con normalidad, suele entrar en juego el improvisar quedadas y citas, cosa que siendo madre soltera es inviable, ya que tienes que reservar día y hora con antelación para poder cuadrar un simple café. Por otra parte, hay un estigma muy grande y muchos hombres huyen automáticamente de conocer a madre solteras por miedo o por pensar que buscamos un padre para nuestros hijos”.

No es el único cliché social al que se enfrentan las madres solteras. “Un problema enorme que existe en la maternidad, y más en la maternidad en solitario es el JUICIO -denuncia Lorena-. Si tienes un hijo por decisión propia la gente habla, si tienes un hijo no planeado (pero sí deseado como yo digo), la gente habla… Cualquier cosa que hagamos está expuesta a juicio: y además juicios muy duros que mucha gente no se corta en hacer delante de ti y que jamás harían a una pareja. Es agotador”.

 

“La gente no se corta en juzgar todo lo que hace una madre soltera, algo que jamás harían a una pareja”

 

A diferencia de países como Holanda, en España no existen ayudas estatales específicas para madres solteras, y el colectivo reivindica una Ley Estatal de Familias Monoparentales. Y así llega el turno de la pregunta que muchas querríais hacer a Lorena. ¿Cómo se apaña? “Las madres solteras hacemos malabares cada mes: o bien porque tienes que reducirte la jornada, lo que te hace más pobre ahora y en el futuro, o bien trabajas a tiempo completo y entonces tienes que tirar de una red que en muchas ocasiones no existe o pagar canguros”.

Lorena madre soltera por sorpresa maternidades.es embarazo
La dificultad para conciliar un trabajo a jornada completa con el cuidado en solitario de su hijo ha obligado a Lorena a rechazar algunas ofertas profesionales

 

Por no hablar del coste que supone ser madre soltera para la proyección profesional. “Si no tienes una red familiar que se encargue del niño -algo que parece que en España se da por hecho pero no siempre es así-  es difícil encontrar un trabajo compatible con horarios de escuelas infantiles o de colegios. A no ser que trabaje a jornada parcial o en jornada continua, materialmente es imposible llevar y recoger a tu hijo a la escuela tú sola. Eso me ha obligado a rechazar ofertas de trabajo porque la mayoría de las empresas se niegan a negociar el horario, cosa que personalmente me parece ridículo”.

PD.- Si quieres conocer otros casos como el de Lorena no te pierdas la historia de Eva, que fue madre soltera a los 20 años y tras rehacer su vida con otro chico tuvo dos hijas más, la última a los 40 años. Lee aquí la historia de Eva.

 

Te puede interesar...

3 Comments

  • Sofía

    No sabes como te entiendo! Viví la misma situación en el nacimiento de la pequeña, afortunadamente soy profesora y los horarios son muy parecidos pero si que tengo que viajar y como tu dices tirar de mi familia, una vez mas afortunadamente estan ahi para todo! No he conocido a nadie, porque no tengo ni tiempo ni interés, volveré a ser madre soltera, será por inseminación o similar cuando se estabilice mi trabajo!

    • Lorena

      Gracias por leernos Sofía. La verdad es que nuestra situación está muy invisibilizada y hasta lo más mínimo puede ser un mundo estando sola, y sin red ya ni te cuento. Un abrazo!

  • Mónica

    Me ha gustado tu historia, sobretodo cuando hablas de los juicios que soportamos. Soy madre soltera por elección, lo he tenido siempre claro y me encuentro con gente que me felicita y me apoya, pero también he encontrado gente que no entienden, o que te dicen cosas como «no se…por como eres no entiendo porque no esperas a conocer a alguien»…que me deja un poco perpleja. En esta España hace falta visibilizar más a los más de 2 millones de familias monoparentales…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.